CÓMO HACER LECHE DE MARIHUANA

CÓMO HACER LECHE DE MARIHUANA

CÓMO HACER LECHE DE MARIHUANA

Una delicia que se puede beber sola, en batido, o usarse como ingrediente para otras recetas. Es la base de muchas recetas con marihuana, perfecta para elaborar las recetas tradicionales, pero con este plus añadido y sabroso.

Es el ingrediente perfecto para otras deliciosas recetas, para mojar galletas, ¡o como bebida refrescante y relajante!

Hay dos maneras de preparar la leche cannabica, es según la concentración de hierba, pudiendo elegir entre hojas secas o eligiendo el cogollo.

Entonces una vez resuelto este dilema, vamos con la receta, vamos a necesitar los siguientes utensilios:

Necesitamos cazuelas de varios tamaños y una cuchara de madera.

CazuelasCuchara

Una jarra de cristal

LECHE DE MARIHUANA

Ahora vamos a por los ingredientes:

  •         200 gr de hojas secas por 1 litro de leche / 0.5 -1 g de cogollo por ¼ de leche
  •         1 litro de leche entera (tiene que ser entera por la grasa que aporta y así los cannabinoides se unen mejor a la leche)
  •         1 litro de agua

 

1º paso:

ponemos el litro de agua en una cazuela con la materia vegetal bien triturada, (cuanto más triturada mejor infusionara) a hervir, para así descarboxilar el cannabis, tan importante para uso alimenticio. Con este paso los compuestos del cannabis se activarán por completo para poder tener un efecto al máximo. Explicación de la descarboxilación del cannabis al final de la receta.

Dejamos hervir durante 10 minutos a fuego medio y siempre removiendo con una cuchara de madera.

2º paso:

una vez ya hemos hervido la materia vegetal, colamos con un colador y dejamos el agua para cualquier otra receta, incluso aprovechar para congelar para otra ocasión.

 

3º paso:

ponemos a hervir la leche a fuego lento, añadiendo la materia vegetal, sin dejar que hierva.

4º paso:

dejamos enfriar la leche y ahora la colamos, separando la materia vegetal y introducimos en una jarra de cristal, si vamos a darle un uso rápido, si por el contrario vamos a tenerla mas de 24 horas, pues la dejamos en su recipiente original y respetando su fecha de caducidad.

Anotación:

La descarboxilación suena como un proceso complicado, pero seguro que ya lo has probado. Consiste en calentar tu cannabis y es la única manera de aprovechar al máximo tus productos de uso alimenticio.

Si alguna vez te has fumado un porro o usado un vaporizador, comunicarte que ya has descarboxilado tu cannabis antes que en esta receta. El proceso es simple, pero esencial (especialmente en lo referente a uso alimenticio).

Cuando aderezamos con cannabis sin el proceso de descarboxilación, los cannabinoides que hay en los cogollos no se activarán, dejando tus platos sin apenas gracia. Si horneas con hierba, este proceso se produce al instante, hasta cierto punto, ya que el propio proceso de calentar la marihuana produce su activación (por tanto, fumar y vaporizar funcionan al instante). Sin embargo, si no se hornea, o incluso haciendo este proceso, siempre es una buena idea descarboxilar previamente tu cannabis para sacarle el máximo partido.

Éste es el proceso de descarboxilación del que hemos estado hablando en la receta.

Etiquetas Leche marihuana

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código